Un maestro de papel

Un maestro de papel

Un maestro de papel

Ayer fué el 4 de mayo, un día sagrado para nosotros como requetefrikis de Star Wars. Si por nosotros fuera, este día, saldría desde nuestro taller de Nigrán una procesión con una imagen de la Virgen Padme Amidala con Leia Organa y Luke Skywalker en brazos.

 

 

Padme es todo un símbolo de coquetería elevada a la enésima potencia. Hay que reconocer que de todo el universo galáctico, el bueno de George Lucas otorgó el mejor gusto y elegancia a los Naboo. Su arquitectura, diseño y vestuario son impresionantes pero nada comparados con la joyería de su monarca. ¡Ayyy…! Ojalá ser los joyeros de Amidala para cubrirla de papel… ¡No estamos soñando tanto! Le va al pelo, pensadlo: ¿hay algún personaje de la saga más inspirado en la estética japonesa? ¡¿Qué mejor que origami para adornar a la Reina?!

 

 

Esta semana del #maythe4th sacamos a sorteo esta figurita de papel del Maestro Yoda que es muy especial para nosotros. Y es que, como muchos ya sabréis (sinó os lo explicamos en la próxima entrada), estas figuritas requetefrikis de jedis, dragones y unicornios son con las que Diego empezó a sumergirse en las aguas de la papiroflexia y gracias a las cuales se ha ganado un sillón en el Consejo de Maestros del Origami.