Flores

Flores

Flores

¿Sabéis lo que es la proporción áurea? También llamada “proporción divina” (lo cual ya suena a novela de Dan Brown o a vídeo de YouTube que ves para pillar el sueño un domingo) es un galimatías numérico con el que básicamente podemos descomponer la realidad natural: desde las proporciones de la espiral del caparazón de un caracol hasta las proporciones de la espiral estelar de una galaxia. Lo más curioso de todo es que, a nosotros los Humanos, nos da la sensación perceptiva de perfección estética.

 

 

Las flores tampoco escapan a esta relación proporcional y, por ello, suelen parecernos tan bellas. Y ahora diréis: qué listos los de Joyas de Papel, que hacen flores porque saben que ya son atractivas de por sí. Efectivamente, pero ¿y el arte de mantener esas proporciones al fabricar nuestras joyas amapola y camelia? Y es por esta razón por la que hay que saber mates para ser artesanos, amigos. 

Uno de los ejemplos clásicos utilizados para mostrar la proporción áurea es la de los flósculos de los girasoles. Así que podéis decir que cuando llevéis puestos nuestros pendientes girasol de papel, estaréis llevando algo más dorado que el oro.