Amarillo

Amarillo

Amarillo

Edward Hopper, quien se ha ganado a pulso su apodo (“El pintor del silencio”), pintaba la luz del mediodía blanca. Y es que la luz del mediodía es blanca, ¿no? La respuesta no es un “si” rotundo, ¿verdad?. Porque cuanto más brilla el Sol, más tendemos a percibirlo, imaginarlo, pensarlo, dibujarlo y simbolizarlo en amarillo.
Si digo “hace buen tiempo” mis ojos buscan ver ese color. Por eso los mediodías de Hopper nos descolocan y sorprenden por ser extremadamente realistas, por no contener demasiado pigmento amarillo.

 

 

Y porque la luz del sol, en nuestra cabeza, es puro amarillo, os invitamos a recibir el verano, la estación solar, con nuestras joyas más luminoasas (más amarillas). Porque nosotros somos más de Antonio López y la luz de sus membrillos...

No somos una empresa que escatime en lo que a paleta de color se refiere y por eso podéis encontrar un montón de joyas de papel amarillas en nuestro catálogo. Pero nosotros, si nos lo permitís, os recomendamos abrazar el veranito con estas dos que véis en las fotos.

 

Y si vais a ser padres o madres dentro de poco, sabed que dicen que dá buena suerte vestir a los recién nacidos de amarillo. Si os da palo que vuestro bebé salga del hospital pareciendo un pollito siempre podéis darle ese toque de luz colgándole alguna de nuestras joyas.